•  
  •  

Prédicas escritas

Dios te va a vestir de honra

Isaías 49:15-19 “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros. Tus edificadores vendrán aprisa; tus destruidores y tus asoladores saldrán de ti. Alza tus ojos alrededor, y mira: todos éstos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos, como de vestidura de honra, serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia. Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta, ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos.”

Isaías significa “Jehová es salvación”, cada vez que leemos este libro estamos proclamando “Jehová es salvación”, en este verso comienza con una pregunta ¿Sabes por qué el Señor hace esta pregunta? El verso anterior dice Isaías 49:14 “Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí.” A veces en medio de la angustia nos podemos preguntar ¿Se ha olvidado Dios de mí? Y el Señor responde “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz?” Él no se olvidará de ti, ni te dejará de amar.

En sus manos nos tiene esculpidos, si quieres una señal clara de que no se va a olvidar. Dice su palabra que fue clavado en una cruz, crucificado por ti y por mí, cada vez que oigas que fue traspasado por nuestras rebeliones di: El Señor tiene una marca que hace que se acuerde todos los días de mí. Él te tiene presente en sus pensamientos, el Señor traerá bendiciones sobre ti, siempre traerá bendición, sanidad y esperanza sobre ti.

En Isaías no se narra solamente las promesas de Dios, sino palabra para un pueblo muy rebelde con el cual nos podemos sentir identificado, pero no importan las faltas, ni el pasado, ni lo que fuiste, lo que importa es que Él tiene grabado tu nombre en su corazón, su bendición vendrá y se llevará la necesidad, la enfermedad, Dios cumplirá en ti su bendición. Te dice “Alza los ojos y mira” es momento de prestar atención a lo que viene de parte de Dios, viene gracia de Dios sobre ti, te ceñirá de bendición, estarás tan lleno que tendrás que ir al mundo y decirles lo que Dios ha hecho contigo.

El Señor te dice que levantes los ojos, levanta tu mirada, no estés avergonzado, no te mires a ti mismo, no mires tu pasado, no oigas a los que te pueden acusar, no te está diciendo que mires la situación de tu alrededor, te dice que te vestirá de honra, tienes su bendición contigo, Dios quiere quitarte el vestido de tristeza y poner manto de alegría, te va a ceñir como a la novia, te vestirá de paz, de esperanza, te dará vida nueva, traerá perdón sobre ti.

Si has tenido dudas, te sientes cuestionado, Él te dice: ¡Ven, quiero perdonarte! Si crees que Dios no se va a conmover por ti es momento de apartar ese pensamiento porque Él si se conmueve, si piensa en ti, si nunca le has dicho que venga a tu vida dile: Te pido perdón por mis pecados, te pido que vengas a mi corazón y me transformes, no quiero ser el mismo, quiero que seas tú quien me guíe y me bendiga.

Al tomar esta decisión el Señor te dice: No me olvido, te tengo en mis manos, hoy traigo sobre ti bendición y salvación, espera en mí, te vestiré con un vestido nuevo que sólo yo puedo hacer para ti. Aleluya.

Santos Fuentes
Culto de ministración del Espíritu Santo 23 de Mayo de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

Cosas grandes y ocultas que tu no conoces

Jeremías 33:3 “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

El Dios de lo sobrenatural hoy te dice “Clama a mí que yo te responderé”, si estás clamando por algo específico hoy puedes tener la respuesta a tu clamor, en el tiempo de Jeremías había una situación bastante difícil para el pueblo de Dios y él fue usado para hablar en Su nombre, y el Rey esperaba que en esa situación de opresión llegara con palabra de Dios y es esta: Clama a mí.

¿Qué significa clamar? En el diccionario dice que clamar es quejarse a gritos pidiendo ayuda, eso es clamar, también dice que clamar viene de una palabra hebrea que viene como de adentro y significa “acosar a una persona insistiendo constantemente hasta lograr lo que se quiere,  clamar es gemir, afligirse, suplicar; ahora te pregunto ¿Has clamado de esta manera? Te has afligido ¿Te has quejado ante nuestro Dios sobrenatural? Quizás respondas que no porque no has dado gritos por la calle, pero a veces gemimos y gritamos muy en lo interno.

La Biblia relata que Ana derramó su alma clamando, sin abrir su boca, el sacerdote incluso pensaba que estaba borracha, pero no, estaba clamando, estaba gimiendo y el Señor la escuchó y respondió de manera sobrenatural, rompió su esterilidad y le dio un hijo, pero a veces clamamos vociferando, así que hay diferentes maneras de clamar pero lo importante es insistir y lo más importante es a quién insistimos y acosamos, la clave de toda esta expresión la encontramos en Jeremías 33:2 “Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre”

La clave es clamar a Jehová, dice “Yo te responderé”, es categórico, dice “clama porque te voy a responder”, así que clama a Él con lo que te aqueja porque te va a responder, le respondió a Moisés, a María, a Martha, hizo cosas sobrenaturales, el Dios al que le cantamos que es sobrenatural no tiene límites, aun lo que para nosotros es imposible para Él es posible, no sólo dice clama a mí y yo te responderé sino que luego dice algo muy muy bueno, dice: “Te mostraré cosas grandes”, es decir, cosas más grandes que las que estás pidiendo, que las que estás necesitando, cosas ocultas que no conoces, ¡Aleluya!

José Zabala
Culto de ministración de Espíritu Santo 7 de Marzo de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

¿Estamos firmes ante el Señor?

1 Tesalonicenses 1:2-8 “Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones, acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo. Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección; pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros. Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído. Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada”

En el texto podemos observar a Pablo con una profunda preocupación por la iglesia de Tesalónica, tenía mucha razón de preocuparse, esta era una iglesia rodeada de muchos cultos a dioses falsos, por lo que le angustiaba que en la debilidad se volvieran a ellos, por ello envía a Timoteo para que los acompañara en la necesidad y aflicción que vivían, Timoteo llegó y encontró una iglesia firme, contenta, eran palabras de ánimo para Pablo.

¿Estamos firmes? Los que están firmes se mantienen como el búfalo ante la tempestad, pero hay otro grupo que se lo lleva la corriente, debemos perseverar, caminar hacia la meta, revisar nuestra manera de vivir y estar dispuestos a tomar decisiones, la aflicción fortalece la fe, las adversidades acrecientan la paciencia, la fe y nuestra dependencia en Dios; no te rindas, si las puertas que necesitan se abran, no se han abierto, no te rindas, si sientes noches oscuras, no te rindas, porque el Señor en su tiempo, te va a responder.

El Señor hoy está haciendo algo especial, no importa la tribulación, el promete darnos respuesta, promete darnos la solución Él es grande y fuerte.

Hno. Wilmer Torres
Culto de ministración del Espíritu Santo 31 de enero 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

Ya viene el alba

Juan 21-2-7 “Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado el Dídimo, Natanael el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo, y otros dos de sus discípulos. Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada. Cuando ya iba amaneciendo, se presentó Jesús en la playa; mas los discípulos no sabían que era Jesús. Y les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer? Le respondieron: No. El les dijo: Echad la red a la derecha de la barca, y hallaréis. Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces. Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: ¡Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se ciñó la ropa (porque se había despojado de ella), y se echó al mar.”

El Señor a veces aparece en el mejor momento, cuando menos lo esperas, cuando crees que todo terminó, se goza, en el relato vemos que los apóstoles esa noche no pescaron ¿Te ha pasado? Pero cuando estaba amaneciendo Jesús se presentó en la playa, muchas veces anochece y no hemos “pescado” y está amaneciendo, pero Él desea lo mejor para nuestra vida, cuando va a amanecer está muy oscuro, es porque viene el alba, el amanecer.

Debemos sujetarnos a la voluntad de Dios, queremos hacerlo a nuestra manera, y esto tiene mérito, pero es a su manera, dice que el maestro les preguntó si pescaron algo; Jesús les estaba esperando con el milagro, los peces en abundancia son una, y hoy, Él quiere que veas que aunque haya escasez para los hijos del Señor, siempre habrá.

Estás cansado, agobiado, pero estás en el mejor lugar ¿Cuál es tu carga? ¿Cuál es tu necesidad? ¿Cuál es tu situación? En el nombre del Señor hay abundancia para ti en esta noche, el Señor te está esperando en la orilla, con sanidad, con la solución a tu problema, Él tiene algo para ti, es posible que no hayas estado pescando, sino buscando un empleo, comida, medicina, una solución por ese familiar, duelo, situaciones de dolor profundo; me dicen que no me ponga triste, pero al final no sé qué hacer, el Señor te espera en la playa y en la orilla tiene fuego, pez y pan para ti, te llama por tu nombre y te dice: Ven, acércate y desayuna conmigo.

El Señor quiere que hoy tomes la bendición que da, Dios es un Dios que provee -Jehová Yireh-, es Jehová Shalom  que da paz, Él  tiene algo para ti, te dice: “Pide, y se te dará, busca, y hallarás, llama, y se te abrirá”;  no hay enfermedad que no sane, no hay problema que no cambie, no hay nada perdido que en ti no aparezca, no hay rebeldía que no pueda transformar, no hay atadura que no rompa con su poder; no te de temor pedirle a Dios, cierra tu ojos y clama, porque a veces vemos mejor con nuestros ojos cerrados, deja que se lleve toda angustia y te llene de su presencia.

Mauro Morales
Culto de ministración del Espíritu Santo 21 de febrero de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

Adora

Hechos 16:22-26 “Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas. Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.”

En el relato leemos de dos hombres que no escapan de nuestra realidad, esta es una historia que quizás ya ha escuchado muchas veces, Pablo y Silas estaban en Filipos cumpliendo el mandato, habían reprendido a una mujer adivina y decidieron ponerles preso, estaban en un gran problema, fueron golpeados, azotados, puestos en una cárcel de máxima seguridad con un guardia que tenían por 24 horas, no tenían luz, tenían poco oxígeno, allí debían comer y hacer sus necesidades, además tenían cepos en sus pies para que no se pudieran mover.

Si este no es un panorama difícil, no sé que podrá serlo, estaban golpeados, adoloridos, tras muros y barrotes con los cuales no podían hacer nada, con poca movilidad, era un panorama difícil e imposible, pero los panoramas imposibles y difíciles son los perfectos para que Dios obre un milagro, si te dijeron que es imposible, tráelo al Dios que puede convertir lo imposible en posible, ése es el Dios al que adoramos.

Pablo y Silas pudieron echarse a morir, ver los barrotes y pensar que hasta ahí llegaron; sin embargo,  decidieron adorar, pero ¿Qué es adorar? Viene de una palabra griega llamada Proskineo, que es postrarse delante de, adorar es una actitud interna, viene del corazón, muchas veces venimos a la iglesia, levantamos las manos, pero en nuestra mente sigue estando el problema, no está Dios. Adorar es entregar todo, María entregó lo más preciado que tenía que era su perfume.

La adoración origina que la gloria de Dios caiga en el lugar, y cuando cae hay sanación, hay restauración y hay milagros, esta fue la actitud de Pablo y Silas, en las adversidades la mejor decisión es adorar, dice el relato que hubo un terremoto y las celdas fueron abiertas, las cadenas fueron rotas. No sé cuál es tu problema, pero si te enfocas en Jesús tu celda se va a romper, tus cadenas se van a romper, es hora de dejar de ver por completo el problema, seguimos estando en cada lugar quejándonos, debemos entender que nuestra boca se debe llenar de adoración porque en adoración se mueve la gloria de Dios.

Quizás te han dicho que no tienes remedio, pero Dios es el único que te puede sanar, Dios puede proveerte, restaurarte, ya basta de ver el problema, Pablo y Silas no se quedaron viendo los barrotes, la cárcel, el guardia; veían a Jesús porque sabían que era el único que podía resolver el problema.

Dejemos de ver nuestra cárcel y adoremos a Dios, podemos estar en la cárcel de mayor seguridad con un vigilante todo el día, con la herida más profunda, pero tengamos en cuenta que a nuestro lado está el Todopoderoso, que puede convertir ese imposible en algo posible, mi invitación es clara, mientras adores Él te va a sanar, va a hacer el milagro más inimaginable, adora porque en medio de la adoración se mueve la gloria de Dios, dispón tu corazón para dejar de ver los problemas y comienza a ver a Dios para que tu cárcel se abra.  A partir de hoy decídete a adorar a Dios, desde ese momento tus problemas van a cesar.

Alejandro Colina
Culto de ministración del Espíritu Santo 28 de febrero de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

Levántate

Marcos 2:1-12 “Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.”

Una de las tantas necesidades que sanó Jesús, los paralíticos, la parálisis es la pérdida total o parcial del movimiento de una o varias partes del cuerpo, por lo general originada en el cerebro o la médula espinal, hay diversos tipos de parálisis y formas de adquirirla, sea cual sea su origen implica la imposibilidad de hacer algo, de moverse ¿Por qué lo menciono? Para que nos pongamos en el lugar de los paralíticos, en especial en esa época donde las personas con defectos eran vistos como pecadores, impuros.

Dice el relato que habían tantos enfermos en la casa donde estaba Jesús que no se le podían acercar, y es por ello, que los amigos deciden entrar por el techo; viendo Jesús, la fe de ellos lo sana, no sólo lo sana sino que le dice que es cercano a Él, a un hombre desesperanzado, que no tenía remedio ni nada que hacer, pero fue al que no tiene imposibles.

En el momento hubo conmoción, habían otros paralíticos, pero de corazón, que no eran capaz de tener misericordia, es hora de dejar tu lecho de enfermedad, de indiferencia, deja la parálisis que no te permite creer, no es solamente la parálisis del cuerpo, es también espiritual, muchos están encadenados a la frustración, al pecado, en su mente dicen: “Quiero dejar de hacerlo” pero no pueden, eso es una parálisis, Él te dice hoy: Tus pecados te son perdonados.

Vemos el mismo panorama en Betesda, sólo que estaba solo, había puesto su esperanza en el mover esporádico de un estanque, se acercaba siempre buscando su milagro, hoy el Señor te pregunta si quieres ser sano, muchas veces pensamos si Dios está con nosotros, pero hoy te dice igual que al paralitico: Levántate, toma tu lecho y anda, porque eso es lo que quiere el Señor, Jesús te dice que tus pecados son sanados, levántate y no peques más.

Isabel de Zabala
Culto de ministración del Espíritu Santo 7 de febrero de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

Hambre en la casa del pan

Rut 1:1-6 “Aconteció en los días que gobernaban los jueces, que hubo hambre en la tierra. Y un varón de Belén de Judá fue a morar en los campos de Moab, él y su mujer, y dos hijos suyos. El nombre de aquel varón era Elimelec, y el de su mujer, Noemí; y los nombres de sus hijos eran Mahlón y Quelión, efrateos de Belén de Judá. Llegaron, pues, a los campos de Moab, y se quedaron allí. Y murió Elimelec, marido de Noemí, y quedó ella con sus dos hijos, los cuales tomaron para sí mujeres moabitas; el nombre de una era Orfa, y el nombre de la otra, Rut; y habitaron allí unos diez años. Y murieron también los dos, Mahlón y Quelión, quedando así la mujer desamparada de sus dos hijos y de su marido. Entonces se levantó con sus nueras, y regresó de los campos de Moab; porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darles pan.”

Es difícil encontrar en el texto bíblico que los escogidos de Dios pasen por procesos de dificultad, de crisis y logre desarticular la mentalidad, la seguridad que tenían en tiempos de bonanza, en la bonanza y en la prosperidad cualquiera es cristiano, cualquiera tiene fe y cree en Dios, cuando llega la crisis se demuestra quién es quién, y en qué creemos.

Las crisis llegan solas pero lo importante es que cuando lleguen tenga los pies bien puestos en el piso, no deje de alabar a Dios, sepa que las crisis tienen principio y fin, que son procesos en los que Dios se glorifica, el relato dice que hubo hambre en Belén, Belén significa la casa del pan, por lo que uno se pregunta ¿Cómo es posible que haya hambre en la casa del pan?

¿Cómo es posible que en las iglesias haya crisis? ¿Qué pasa en Venezuela que con tanta riqueza material están pasando hambre? Pues, nadie está excepto de problemas, cuando nacemos quedamos expuestos a la Palabra, y dice que en el mundo tendremos aflicción, el cielo y la tierra pasarán pero su Palabra no pasará.

Las pruebas son parte del proceso de la vida, viene incluido, pero también está incluida la bendición y la presencia del Dios soberano en la vida humana, no todo es calamidad. Dice la escritura que Rut pasó por una crisis tremenda, perdió a su esposo, sus dos hijos, una de las nueras la deja ir, en las crisis muchas veces quedas sólo, nadie te va a querer acompañar, pero aunque tu padre y tu madre te abandonen, el Señor estará presente, no te dejará.

Sin embargo, Noemí, su otra nuera le dice “Iré contigo, no me ruegues que te deje”, además le dice “Tu Dios será mi Dios”, esto es algo que no es normal, no tiene sentido, Rut tiene que haber visto a Noemí dando gracias en la crisis, tenemos que buscar la forma que en los próximos años de vida como iglesia que aún en la adversidad damos gracias a Dios, que Dios no es culpable de lo que pasa y que le servimos no por lo que da, sino por el amor y el trato que nos da, por su misericordia, cuando lo vemos así hasta las perdidas tienen sentido.

También habrá hambre en la casa del pan, pero Dios no nos va a abandonar, estamos en un mundo de desafíos, no importa lo que soy sino lo que tengo, lo que podamos sembrar en los corazones va a prevalecer. Pablo era un hombre con muchas cargas y pruebas, pero nos dice en 1 Corintios 10:13 “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.”

Problemas vamos a tener, siempre, pero fiel es Dios, estás pasando una necesidad, tienes una enfermedad, cualquiera sea tu problema recuerda que fiel es Dios.

Luis Freites
Culto de ministración del Espíritu Santo 17 de enero de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

En Cristo vivimos, nos movemos y somos

Muchos de nosotros vivimos en una desesperanza terrible, los psicólogos le llaman crisis existencial, no sé a dónde voy, no sé quién soy, hay gente en la calle caminando como zombis de situación en situación, no viven, sobreviven, a veces nos dejamos meter en esa forma de vida, de sobrevivencia de un día más.

Hace muchos años Pablo estaba en Atenas, rodeado de mucha gente que creía en toda clase de dioses, Pablo les dice una frase que quiero decirte hoy, Hechos 17:28  “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos”

Estos tres verbos le dan definición a nuestras vidas, el Señor sabe que necesitamos una guía, es ésta, “en Cristo vivimos, en Cristo nos movemos y en Cristo somos”; he aquí la respuesta si por tu mente ha pasado: “No sé qué hacer”, “no sé qué va a pasar” “me siento como barco a la deriva, llevado por cualquier cosa”.

Pero el cristiano no puede ser así, porque hemos recibido palabra de guía, aunque sientas la necesidad de ser llevado Dios te ha dado una identidad, tienes una directriz, en Juan 15:5 “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mi, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer” 

Si quieres llevar mucho fruto en tu vida debes permanecer en el Señor ¿Cómo vives? ¿Estás pegado a la vid? Esto es circunstancial, este cuerpo se va a deteriorar, se va a ir, espiritualmente estás sentado en los lugares celestiales con Cristo, eres un pámpano adherido a la vid, habitas junto al Señor, está en tu corazón y donde Él está, allí hay libertad.

El Señor dice que el ladrón vino a hurtar, robar y destruir, pero Él vino para dar vida en abundancia, si te sientes destruido ese no es el plan de Dios para ti, no has sido llamado para tener cualquier tipo de vida, estás llamado a tener una vida de seguridad, de vida en abundancia, no eres un accidente, el enemigo tiene una estrategia de hacerte creer que no vales nada, pero eres hechura suya ¡Tienes valor!

El Señor te ha hecho valioso, te hizo con sus manos, muévete con fe, no con vista, te ha hecho como un muro, no es lo que tú crees de ti, es lo que el Señor piensa y ha delegado en ti, no hay enfermedad que valga, no hay duda que valga, en Él vivimos, somos y nos movemos, no estoy diciendo que no pasamos por dificultad sino que pasando por dificultad el Señor va con nosotros.

No andamos solos, pasamos por el valle de sombra y de muerte con el Señor de señores, el Rey de reyes, el Señor es la plenitud de aquel que todo lo llena, siendo lleno del Señor por medio de su Espíritu no te debes desanimar, en nosotros está la plenitud del que todo lo llena, no te menosprecies, el Señor te va a rescatar, va delante de ti y hará grandes obras.

José Luis Woodberry
Culto de ministración del Espíritu Santo 24 de enero de 2017

Ver vídeo

Leer más →

 

Dios va a hacer algo sorprendente

Romanos 8:14-15 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!”

Los que han recibido al Señor Jesús como único y suficiente Salvador reciben al Espíritu Santo, y todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios, podemos clamar Abba Padre, quiero enfatizar en el temor, es un sentimiento que solemos tener presente, que forma parte de nosotros, como la tristeza, como la alegría, tenemos el miedo.

Podemos separar el temor del miedo, el temor a Dios nos coloca por encima del miedo, podemos estar seguros de que Dios nos va a respaldar, podemos ver el ejemplo de Nehemías, en el capítulo 1 recibe la noticia de que su gente estaba mal, habían derribado los muros de Jerusalén y eso le produjo angustia, molestia, pero su preocupación es reconstruir los muros, era el copero del Rey y es agraciado de modo que se reconstruyeron los muros.

Todo le salía bien, estaba en victoria, pero resulta que consigue una serie de obstáculos, sin embargo, Nehemías en cada situación que se le presentaba, acudía a su mejor recurso, ir a la presencia de Dios, él oraba y era fortalecido para seguir avanzando, dice una parte de la Biblia que se le agotaban las fuerzas, pero se refugiaba en Dios y siguió en la reconstrucción del muro.

Hay familias que están destruidas, necesitan ser reestructuradas, hombres, matrimonios, que necesitan de Dios ¿A quién estás apelando? Hay una garantía para ti y para mi, el Señor Jesús, Él  prometió que sobre nosotros iba a venir el Espíritu Santo de Dios, cuando viene comienza a transformar, a cambiar nuestro hablar, nuestro pensar, podemos comenzar a reconstruir, a levantar, si comenzamos a edificar podemos reconstruir nuestro entorno.

Así como Nehemías acudió a Dios, nosotros podemos acudir a nuestro Señor y clamar por la presencia de su Espíritu sobre nosotros, comienza a conducirte con la gracia del Espíritu Santo, Él nos dio su autoridad ¿Qué haces con ella? ¿La guardas o la accionas? Es tiempo de accionar su gracia, Dios va a hacer algo sorprendente para la gente de fe, lo que está por venir pertenece a la gente de fe, a los íntegros, llenos del Espíritu Santo, que saben que Dios está con nosotros, así que ¿Quién contra nosotros?

Hno. Manuel Colmenares
Culto de ministración del Espíritu Santo 10 de enero de 2017

Ver vídeo 

Leer más →

 

¿Quieres tener paz?

En la actualidad escuchamos a personas de diferentes personalidades, estratos sociales decir que pareciera que el mal, la idolatría, la iniquidad y el desorden se hubiese apoderado de todo, incluso muchos cristianos caemos en ese desanimo, pero el Señor en el Salmo 37 nos dice:

Salmo 37:7-11 “Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace maldades. Deja la ira, y desecha el enojo; no te excites en manera alguna a hacer lo malo. Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra. Pues de aquí a poco no existirá el malo; Observarás su lugar, y no estará allí. Pero los mansos heredarán la tierra, y se recrearán con abundancia de paz.”

Es de esa paz que quiero hablarte, es la paz que necesitamos, por lo tanto no podemos permitir que la enfermedad que aqueja al siglo XXI: el estrés, nos siga quintando la paz, Dios no está ajeno a nuestra situación, no se ha olvidado ni de ti, ni de mí, nos dice en Filipenses 4:6 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” no dice unas si, unas no, dice todas nuestras necesidades sean presentadas delante de Él en oración.

Debemos orar, orar constantemente, muchas veces pensamos ¿Cómo no angustiarme? ¿Cómo no afanarme? Carecemos de comida, de medicina, ¿Cómo hablar de paz en medio de tanta injusticia? Deja de observar ese problema, tal vez estamos estancados observando un punto, quita la mirada de tu circunstancia y mira a Cristo, mira al centro de la tempestad que estás pasando, debes enfocarte en aquel que venció la muerte dándonos su vida, vida en abundancia.

Debemos buscar la paz, esta paz se logra en justicia, pero tenemos que presentarla delante del Señor todos los días sin descansar, creámosle a Él, necesitamos reencontrar esa paz primero en nosotros para poder transmitirla a los demás, nos hemos convertido en expertos de correr de aquí para allá y dejamos a Dios de último, no es así, Dios debe ser el primero.

Por nada estés afanado, por nada estés triste, Él está atento, cuando los problemas se incrementan nuestra aparente paz huye, nuestro corazón está en esa situación, no pensamos ni razonamos, muchos caen en locura y depresión, orgánicamente hablando el corazón se degenera, puede colapsar, el afán desencadena emociones que no ayudan ni a nuestra mente, cuerpo, ni corazón.

Pero Filipenses 4:7 “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Aquí está la solución: Él guardará tu mente y tu corazón con una paz que sobrepasa todo entendimiento, piensan que estamos locos o nos hacemos los locos, no es ignorar la situación, es tener fe, tenemos que creer en quien venció la muerte, que nos dará paz, sólo en Él podemos tener paz, Él es ese Príncipe de paz, alábale y preséntate delante de Él para que nos guarde en completa paz como a aquel cuyo pensamiento en Él persevera, porque en Él ha confiado.

Isabel de Zabala
Culto de ministración del Espíritu Santo 13 de diciembre de 2016

Ver vídeo

Leer más →

 

Facebook

Twitter

YouTube

Instagram

Follow Me on Instagram
  • Te esperamos hoy en el templo para que escuchemos juntos su voz #IEPLA

    las_acacias: "Te esperamos hoy en el templo para que escuchemos juntos su voz
#IEPLA"
    89
    0
  • Si tan sólo creemos #IEPLA

    las_acacias: "Si tan sólo creemos
#IEPLA"
    98
    1
  • Este #sábado el Dr Luis Paz trae palabra fresca de #Dios para los #jóvenes de #Venezuela, te esperamos a las 3:00 p.m en el templo #IEPLA

    las_acacias: "Este #sábado el Dr Luis Paz trae palabra fresca de #Dios para los #jóvenes de #Venezuela, te esperamos a las 3:00 p.m en el templo 
#IEPLA"
    139
    6
  • Siempre responderá #Clama #IEPLA

    las_acacias: "Siempre responderá #Clama
#IEPLA"
    130
    4
  • ¿Ya sabes cuál es el sueño de #Dios para tu vida? #IEPLA

    las_acacias: "¿Ya sabes cuál es el sueño de #Dios para tu vida?

#IEPLA"
    105
    1
  • Mensaje completo al entrar al perfil #IEPLA

    las_acacias: "Mensaje completo al entrar al perfil
#IEPLA"
    52
    3
  • #IEPLA

    las_acacias: "#IEPLA"
    42
    1
  • ¿Para qué vives? #IEPLA

    las_acacias: "¿Para qué vives? 
#IEPLA"
    60
    6
  • Su oído está atento ¡Clamemos! #IEPLA

    las_acacias: "Su oído está atento ¡Clamemos!
#IEPLA"
    190
    4
  • No apartemos la mirada de la meta #IEPLA

    las_acacias: "No apartemos la mirada de la meta
#IEPLA"
    146
    3