/widgets.js";var sz=d.getElementsByTagName(s)[0];sz.parentNode.insertBefore(z,sz)}(document,"script","zb-embed-code"));
  •  
  •  

En medio del valle

Salmos 23:4 “Aunque en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento”.

Existe un lugar dónde ni tú ni yo podemos hacer nada, excepto esperar en el Señor, y es el valle de sombra de muerte. Estar en el valle es diferente a estar en la montaña. En la montaña se tiene mejor vista, es más fácil esconderse y hay muchas más opciones para estar seguro; pero el sitio en donde tienes todas las posibilidades de perder y ser herido, en donde no puedes huir, es en el valle. Estás expuesto a los dardos y cañones del enemigo, es ese lugar del cual no podemos huir, donde hay posibilidades de perderlo todo; y es precisamente ese lugar en donde estás o has estado, pero a pesar de eso, justo en ese lugar, el Señor siempre ha estado y estará contigo.

Hay creyentes que piensan que porque Jehová está con ellos nada les pasará, y eso es falso. Jehová irá delante de ti aplanando las cosas, pero eso no significa que no pasarás por el valle, significa que pasarás, pero que el Señor estará contigo. Atravesarás el valle de sombra, pero al final está la victoria del Señor para tu vida.

El valle de sombra de muerte de alguna manera persigue al cristiano, porque satanás cree que zarandeándonos puede con nosotros, pero el cristiano es como el enjambre de abejas mientras más lo jorungas más glorifica al Señor. El Señor cambia las circunstancias y usa lo que tenga a mano para sacar lo mejor de ti. El valle de sombra de muerte le da a tu vida la oportunidad de que Dios se manifieste.

En 2 Corintios 12:9 el Señor te dice: “Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad”. Tú, que pasas por circunstancias, ¡levántate y resplandece! y sobre ti reposará el poder de Cristo, ese poder que transforma vidas y que hace de las circunstancias más oscuras, oportunidades que obren para tu bien.

Jesús hoy te dice: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? el Señor está presto para escuchar la súplica de sus hijos, y hoy verás la gloria de Dios saliendo de ese valle oscuro, y al Señor yendo delante de ti y esperándote para darte la vitoria.

José Luis Woodberry

Culto de ministración del Espíritu Santo 19 de septiembre de 2017

Ver video