/widgets.js";var sz=d.getElementsByTagName(s)[0];sz.parentNode.insertBefore(z,sz)}(document,"script","zb-embed-code"));
  •  
  •  

¿Tienes tiempo para Él?

Proverbios 19:2 “El alma sin ciencia no es buena, y aquel que se apresura con los pies, peca.”

Esta porción de la Palabra nos habla de las consecuencias de vivir una vida apresurada, la inmediatez y la impaciencia nos lleva a cometer errores, en muchas ocasiones tomamos decisiones movidos por las emociones, decisiones incorrectas que afectan nuestras vidas, hay consecuencias, intolerancia, estrés, enfado, dificultad en la comunicación, ansiedad, depresión, fatiga, cansancio, pero el Señor te dice hoy ¡Alto! Detén tu ritmo de vida para que puedas escuchar y mostrarte el camino que debes seguir.

Un camino lleno de paz, de esperanza, hay muchos que le siguen pero no siguen sus mandamientos, por  vidas apresuradas, conviene detenerse a mirar sus promesas, le ha dicho a su pueblo que si busca primero su reino y su justicia por encima de las demás cosas conociendo las necesidades, nos ayuda, pero sólo le damos la sobra de nuestro tiempo.

Lucas 10:38-42 “Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.”

Muchas veces nos enfocamos en las cosas del Señor, trabajamos para el Señor pero nos olvidamos de estar en su presencia, y es en la comunión de Él que recibimos su gloria, en su presencia hay paz, provisión, dirección, sabiduría, fortaleza, en su presencia vamos a encontrar todo lo necesario para seguir adelante, aun en medio de las dificultades nos llena de su plenitud, y su gozo.

Sólo le damos sobras y Él demanda atención, para Él es más importante la obediencia que el sacrificio, es tiempo de meditar, de reflexionar, el  Señor motiva, alienta y te acompaña en medio de cualquier circunstancia, sólo en Él encontraremos la fuerza necesaria, te guiará por el camino más conveniente, su voz trae el aliento y la dirección necesaria, sólo en Él encontramos la paz que no da el mundo, nos da la fuerza para caminar en medio de las debilidades.

Sólo en Él encontramos el refrigerio para nuestras almas en tiempos de incertidumbre, disipa la oscuridad, llena cada lugar de gloria, el río de su presencia inunda y llena con su amor, su gracia, su poder y su autoridad, cree en Él, confía en Él, creemos que su presencia todo lo puede, todo lo transforma trayendo esperanza y sosiego, creemos que veremos su gloria en cada lugar, en cada familia, en nuestra nación, confiamos en ti.

Wilmer Torres
Culto de ministración del Espíritu Santo 1 de Agosto de 2017