•  
  •  

Domingo 23 de febrero 2014

Thumb_23Feb2014

SAL DE LA PRISIÓN

Apocalipsis es un libro de esperanza, fue escrito por Juan, el apóstol amado y testigo ocular de lo que hizo Jesús. En él, Juan afirma que Dios, el victorioso Señor, volverá para vindicar a los rectos y juzgar a los impíos. Apocalipsis es también un libro de advertencia. Las cosas no eran como debían ser en las Siete Iglesias de Asia, así que Cristo llamaba a los creyentes a comprometerse a llevar una vida recta. El libro comienza narrando cómo Juan recibió una revelación de parte de Dios, luego expone los mensajes específicos de Jesucristo a esas iglesias; pero, de repente, cambian las escenas e irrumpe un mosaico de imágenes espectaculares y majestuosas en la visión
que hay ante los ojos de Juan. Esta serie de visiones describe el futuro, el plan revelado por Dios y cómo Él tiene el control de la
situación, porque la victoria es de Cristo y todos los que confíen en Él serán salvos.

Juan estaba preso constantemente vigilado, amenazado, reducido a un espacio ínfimo, cuando recibió la presencia de Dios. En esas condiciones, Juan adoraba e invocaba a Dios. No necesitamos estar en un lugar en especial, en cualquier parte y momento podemos y debemos adorar a Nuestro
Señor. Es deseable un espacio y un tiempo propicio para la alabanza y adoración, pero en tiempo difíciles, debemos hacerlo en cualquier lugar y a cualquier hora. En ese calabozo, Juan se postraba ante el Señor y abría su corazón a Él y así fue como recibió el mensaje: “Y escribe el ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras son más que las primeras”. (Apocalipsis 2:18-19).

Tiatira era un centro laboral, con muchos gremios que se dedicaban a la confección de ropa, tintorería y alfarería. Era una ciudad esencialmente secular, sin preferencia por religión alguna. Sin embargo, fueron felicitados por Juan por sus buenas obras y estimulados a no sentirse satisfechos sólo por regocijarse en la salvación de sus miembros o disfrutar de la adoración conjunta. No. Juan los invitaba a crecer en amor y obras de servicio. Cuando los tiempos son difíciles, debemos invertirlo con sabiduría y fidelidad.

En tiempos convulsionados, sólo basta con postrarnos ante Dios, inclinar nuestra cabeza y, desde el fondo de nuestro corazón, invocar a Dios y Dios estará con nosotros. Juan recibió sabias palabras de Dios, a través de las cuales vislumbró la gloria de Cristo. Tal y como se expresa en Apocalipsis, Dios,
desde su trono, está coordinando todos los sucesos que Juan registró detalladamente en este libro, lo cual nos demuestra que el mundo no está girando fuera de control; el Dios de la creación llevará a cabo sus planes a medida que Cristo inicie la batalla final contra las fuerzas del mal. Juan nos enseña
el cielo, antes de mostrarnos la tierra, para que no temamos por los acontecimientos futuros. La voz que Juan escuchó primero, la que sonaba como trompera, era la voz de Cristo. Y cuando menciona, cuatro veces al espíritu, se refiere al Espíritu Santo que le daba una visión, mostrándole situaciones y
acontecimientos que él no podría haber visto con sus ojos humanos. Esa revelación es una advertencia a los cristianos que se han vuelto apáticos y un estímulo a quienes han permanecido fieles frente a las dificultades de este mundo. Ratifica que el bien triunfará sobre el mal, nos da esperanza en tiempos difíciles y dirección cuando titubeamos en nuestra fe.

Al final de cada una de las cartas a las Iglesias de Asia, se exhorta a los creyentes a que escuchen y tomen en serio lo que se les había escrito en cuanto a las advertencias generales, así como las particulares. Contienen también advertencias y principios para todos. La Iglesia debe tener autoridad
y sus fieles tienen que llevar la palabra de Dios, marcando nuestros pasos al caminar, como si tuviésemos pies de bronce bruñido; preparándonos para las cosas nuevas que tengamos que enfrentar, porque su gloria nos llenará de tal manera que venceremos el miedo. Entrégale tu vida a Cristo, sigue sus pasos, difunde su palabra con convicción, con autoridad, que la gente sepa que la gloria de Dios llenará sus vidas.

La maldad y la injusticia no prevalecerán para siempre. Dios les pondrá fin en el juicio final. Nuestra gran esperanza es que se hará realidad lo que Cristo prometió. Cuando tenemos confianza en nuestro destino final, podemos seguir a Cristo sin titubear, sin que importe que debamos enfrentar. Podemos alentarnos.

Dr. Luis Paz

Deja un comentario

Facebook

Twitter

YouTube

Instagram

Follow Me on Instagram
  • Te invitamos al primer tiempo de #clamor en este #2017 en el templo a las 5:00 p.m. con el ministro MIguel Arroyo

    las_acacias: "Te invitamos al primer tiempo de #clamor en este #2017 en el templo a las 5:00 p.m. con el ministro MIguel Arroyo"
    37
    1
  • Te restaurará

    las_acacias: "Te restaurará"
    86
    0
  • Nos hará #invencibles, como muros de bronce

    las_acacias: "Nos hará #invencibles, como muros de bronce"
    98
    2
  • En nuestro #boletín dominical encontrarás siempre la #prédica del pastor, los cantos del domingo e información de interés, encuéntralo en la sección Boletín de nuestra página web (Link en bio)

    las_acacias: "En nuestro #boletín dominical encontrarás siempre la #prédica del pastor, los cantos del domingo e información de interés, encuéntralo en la sección Boletín de nuestra página web (Link en bio)"
    62
    0
  • Mañana #Domingo cerramos juntos esta semana de #Primicias2017, te esperamos en nuestros servicios dominicales

    las_acacias: "Mañana #Domingo cerramos juntos esta semana de #Primicias2017, te esperamos en nuestros servicios dominicales"
    46
    1
  • Ven al templo y conozcamos a #Jesús como primicia #Primicias2017

    las_acacias: "Ven al templo y conozcamos a #Jesús como primicia
#Primicias2017"
    53
    0
  • #Primicias El último capítulo del libro de #Eclesiastés da uno de los resúmenes más maravillosos de la biblia “Teme a #Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” (Eclesiastés 12¨13), cuando vemos éste versículo inmediatamente nos ubicamos en los mandamientos de la ley de Moisés, citemos aquel que se encuentra en Deuteronomio 6:5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas” El Señor establece lo que debemos darle a Él, primeramente nuestro corazón, es decir el lugar donde están nuestros afectos y apegos, no puedes tener dos señores, el lugar de preponderancia en tu corazón es El Señor por eso debes entregárselo a Él, luego el alma (con todo tu ser) ha de pertenecer a Dios, ya no vives tu sino que vive Cristo en ti (Gálatas 2:20) y en tercer lugar con todas tus fuerzas, dando a entender que no exista nada en ti que no sea entregado al Rey de Reyes, de eso se tratan las primicias, de entregar lo mejor a Dio...

    las_acacias: "#Primicias

El último capítulo del libro de #Eclesiastés da uno de los resúmenes más maravillosos de la biblia “Teme a #Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” (Eclesiastés 12¨13), cuando vemos éste versículo inmediatamente nos ubicamos en los mandamientos de la ley de Moisés, citemos aquel que se encuentra en Deuteronomio 6:5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”

El Señor establece lo que debemos darle a Él, primeramente nuestro corazón, es decir el lugar donde están nuestros afectos y apegos, no puedes tener dos señores, el lugar de preponderancia en tu corazón es El Señor por eso debes entregárselo a Él, luego el alma (con todo tu ser) ha de pertenecer a Dios, ya no vives tu sino que vive Cristo en ti (Gálatas 2:20) y en tercer lugar con todas tus fuerzas, dando a entender que no exista nada en ti que no sea entregado al Rey de Reyes, de eso se tratan las primicias, de entregar lo mejor a Dios y no hay nada mejor que dar nuestra vida a Él, cuando así lo hacemos Su escudo nos cubrirá, Su diestra nos sostendrá, Su bondad nos prosperará, nos despejará el camino y nos fortalecerá a fin que no tropecemos y caigamos.

Hemos finalizado la semana de primicias, conscientes que aquel que comenzó la buena obra la terminará (Filipenses 1:6), hemos hecho un pacto con Dios para entregar lo mejor de nosotros a Él, para que Él sea todo en todo (Efesios 1:23), ahora nos queda orar para que cada día Su presencia sea más y más manifiesta en nosotros, llegando a ser tan parecidos al Maestro que la gente a nuestro alrededor nos confunda con #Cristo, ese es el fin  de ser los creyentes, llegar a convertirse en imagen del Dios Altísimo, ser aquellos quienes viven para adorarle a Él (Efesios 1:6), haciéndole el centro de todo lo que existe.

Nuestras primicias han de ser nuestra #vida misma, oremos para que día a día podamos honrarle entregándonos del todo a Él. Que Dios nos bendiga y culminé su obra en nuestras vidas (1 Crónicas 28:20)

#Primicias2017"
    89
    5
  • Los niños también participan de lo que son las #Primicias2017

    las_acacias: "Los niños también participan de lo que son las #Primicias2017"
    41
    0
  • Así que mis #tobillos no flaquean Unos tobillos poco fortalecidos son garantía de una caída estrepitosa casi ante cualquier perturbación. Éste #versículo establece claramente que unos tobillos no fortalecidos pueden hacer que todo el cuerpo caiga, necesitamos fortalecer lo débil de nuestro ser si queremos estar firmes y de pie. #Dios es el único capaz de hacer que nuestras zonas más susceptibles o débiles sean fortalecidas, evitando así una caida. El salmista sabe lo importante que es estar protegido por un escudo, defendido por una diestra poderosa y prosperado, pero nada de eso es suficiente si los cimientos no son firmes para soportar las pruebas del diario vivir. Es asombroso cuando vamos al idioma hebreo y vemos que la palabra “flaquear” también significa resbalar, temblar, perder la fuerza física o moral e incluso dudar, detengámonos en esta última, la duda puede hacer que todo tu ser sucumba ante el temor, la desesperanza y la desesperación, Dios conoce que somos débiles y has...

    las_acacias: "Así que mis #tobillos no flaquean

Unos tobillos poco fortalecidos son garantía de una caída estrepitosa casi ante cualquier perturbación. Éste #versículo establece claramente que unos tobillos no fortalecidos pueden hacer que todo el cuerpo caiga, necesitamos fortalecer lo débil de nuestro ser si queremos estar firmes y de pie. #Dios es el único capaz de hacer que nuestras zonas más susceptibles o débiles sean fortalecidas, evitando así una caida. El salmista sabe lo importante que es estar protegido por un escudo, defendido por una diestra poderosa y prosperado, pero nada de eso es suficiente si los cimientos no son firmes para soportar las pruebas del diario vivir.

Es asombroso cuando vamos al idioma hebreo y vemos que la palabra “flaquear” también significa resbalar, temblar, perder la fuerza física o moral e incluso dudar, detengámonos en esta última, la duda puede hacer que todo tu ser sucumba ante el temor, la desesperanza y la desesperación, Dios conoce que somos débiles y hasta incrédulos por naturaleza, de allí que el verso escrito por el salmista nos alienta con lo sobrenatural y misericordioso del Señor en nuestras vidas como señal que no debemos dudar, esa certeza maravillosa hace que aun lo más débil se fortalezca con la fuerza de Él (Efesios 6:10). Toda esa #bendición tiene un origen, un nacimiento y es poner a Dios como lo primero en tu vida, ese acto de fe aleja toda duda de nuestro corazón, porque sabemos que estar en Sus manos es estar en las mejores manos que puedan existir, esas manos no sólo nos muestran la senda de la vida sino que  nos dan plenitud de #gozo (Salmo 16:11). No hay que esperar que Dios obre para creer en Él, al contrario, hay que creer en Él para que Él obre. ¿Quieres ver a Dios de primero en todas tus cosas? Entonces pon a Dios primero antes que todas las cosas. ¿Quieres que Dios elimine las dudas de tu corazón de tal manera que estés firme y tus tobillos no flaqueen? Encomienda a Él tus caminos, confía en Él y Él hará (Salmo 37:5). Demos gloria al Eterno ésta semana de primicias, porque Él es quien fortalece nuestras vidas."
    86
    1
  • Asiste al #templo y entreguemonos en oración como primicia #Primicias2017

    las_acacias: "Asiste al #templo y entreguemonos en oración como primicia 
#Primicias2017"
    60
    1