/widgets.js";var sz=d.getElementsByTagName(s)[0];sz.parentNode.insertBefore(z,sz)}(document,"script","zb-embed-code"));
  •  
  •  

Ahora pues levántate

Llamados a conquistar

Iniciamos nuestra cuarta semana de oración, en esta oportunidad estaremos estudiando la porción de la escritura que se encuentra en Josué 1:2 “…ahora pues levántate y pasa este Jordán, tu y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel”

Ahora pues levántate

Moisés acababa de morir, el pueblo de Israel estaba acostumbrado a seguir las indicaciones de aquel líder puesto por el mismísimo Dios, no pongo en duda que haya angustia o desesperación entre aquellos que por más de 40 años vieron en Moisés su guía, dice la palabra que el pueblo lloró y guardó luto (Deuteronomio 34:8) “Y los hijos de Israel lloraron a Moisés por treinta días en la llanura de Moab; así se cumplieron los días de llanto y duelo por Moisés.”

La separación producto de la muerte trae en muchas ocasiones un sentido de haber llegado al final, que ya no hay salida, es quizás uno de los sentimientos más desesperanzadores que existe, aun cuando la Biblia no lo dice, seguramente Josué sufrió dolor ante la muerte de su maestro y muy posiblemente su amigo.

Es en este escenario donde la palabra muestra que Dios le habla a Josué usando esta tremenda frase “ahora pues levántate”, el caminar en fe comienza con el primer paso, pero no habrá nunca un primer paso si no te levantas, aun en la circunstancia más terrible de la vida, debemos levantarnos en el nombre del Señor, no porque tengamos fuerzas sino porque nuestro Dios nos lo demanda.

Vivimos tiempos en los cuales muchos tendemos a sentirnos sin fuerzas y quizás hasta derrotados, pero recordemos que Dios está con nosotros y hoy más que nunca nos dice que somos llamados a conquistar, que El es nuestra fuerza. En esta semana de oración escuchemos la voz del Señor que nos dice que nos levantemos, que dejemos el luto y conquistemos en Su nombre.